¡A las ricas tapitas....!


Una de las primeras tapas que probé cuando llegué a estas tierras del Sur fue la "Japuta en adobo" (palometa) en Córdoba o el "Cazón en adobo" en Sevilla. La verdad es que nos gustó muchísimo, y desde entonces solemos comerlo de vez en cuando, nos hacemos una fritura variada y es un día de fiesta para todos. Con unas puntillitas, unos boquerones y una cervecita fresca tenemos el menú apañado....
Como en todo habrá infinidad de recetas, yo la mía fue improvisada mirando los ingredientes de un Adobo preparado en un supermercado. También he leído que hay que hacerlo de un día para otro, en nuestro caso y para el gusto de nuestra casa, con un par de horas es suficiente, lo hubiese dejado desde primera hora de la mañana pero se me olvidó y sólo pudo ser ese tiempo....
Este adobo también se puede utilizar para los boquerones u otro tipo de pescado, está muy bueno...., probablemente no sea la auténtica receta andaluza pero en nuestra casa y para nuestro paladar está genial..

Ingredientes
1 rodaja de cazón gruesa
1/2 cucharadita ajo molido
pimentón dulce
1 cucharadita de orégano seco
1/2 cucharadita comino molido
1/2 hojita de laurel
sal
vinagre de vino blanco

Harina y aceite de girasol

Preparación
Cortar el cazón en taquitos del tamaño deseado, poner en un cuenco no muy grande. Yo lo puse en uno que tengo para cereales que debe de tener medio litro de capacidad.

Espolvorear con ajo molido, pimentón dulce, orégano y  comino. Las cantidades son aproximadas, porque yo realmente lo he hecho a ojo. Añadir un poco de sal, la 1/2 hoja de laurel y cubrir con vinagre de vino blanco. Por eso he utilizado un cuenco no muy grande, para que se quedase bien cubierto sin tener que echar una cantidad exagerada de vinagre. Dejar reposar un par de horas o toda la mañana.

Escurrir el cazón y secar un poco con papel de cocina. Enharinar y sacudir un poco para que no tenga demasiada harina. Freír en pequeñas tandas en aceite muy caliente. Dejar escurrir un poco en un plato con papel de cocina y servir rápidamente....

¡Delicioso...!


Una manera de "celebrar" un día cualquiera. En unos minutos tenemos un entrante de lujo muy original y lo que es mejor....¡riquísimo!, la verdad es que no pensaba que iba a estar tan rico.
Hasta a mis peques les ha gustado. Sólo una puntualización, para la próxima vez compraré el queso el día antes, no se si será casualidad, pero he observado que conforme pasan los días en la nevera de casa, la corteza de estos quesos y los de rulo de cabra se ponen más dura. Este que utilicé tenia la parte de arriba muy dura y le quité buena parte de ella antes de poner la pera.


Ingredientes
1 queso Camembert de los pequeños frío
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de coñac
1 pera conferencia
3 ó 4 cucharadas de crema de vinagre de módena al chocolate o normal
Almendras en láminas

Preparación
Pelar y cortar la pera a la mitad, quitarle las pepitas y sacar 6 ó 7 láminas pequeñas con las que cubriremos el queso. Cortar el resto de la pera en taquitos.

Calentar un poco de mantequilla, dorar las láminas de pera y reservar a parte. Con el resto de la mantequilla dorar los taquitos de pera, cuando empiecen a tomar color añadir el coñac y dejar evaporar unos minutos, yo como la pera estaba un pelín verde le añadí 1 cucharadita de azúcar. 

Preparamos el queso, yo como tenía la corteza muy gruesa, le quité la parte de arriba, luego partí el queso por la mitad longitudinalmente. Calentar la crema de módena al chocolate y también la pera cocida. 

Rellenar el queso con las peras, tapar con la parte de arriba del queso y colocar las láminas de pera como si fueran los pétalos de una flor. Echar por encima la crema de módena caliente y espolvorear con unas almendras laminadas, servir rápidamente...

Inspiración: Camembert con Arándanos_El día más Dulce y Natural

Pan de Castaña

Publicado por María Alonso 25 octubre 2013 Etiquetas: 12 comentarios

¡Mi primer pan Sin Gluten.....!


Esta es la primera vez que he probado un pan sin gluten, y la verdad es que no me ha defraudado. Seguiré experimentado con este tipo de harinas.
Este pan de Castaña tiene una consistencia más compacta ya que está unicamente hecho con harina sin gluten, lo he cortado todo en rebanadas finas y como más me ha gustado es tostado, tiene un saborcillo muy rico.

Ingredientes
500gr de mezcla para pan de castaña
380gr de agua
40-50gr de levadura

Preparación
Yo lo he amasado en la panificadora, es una masa que se pega bastante, la próxima vez pondré 340gr de agua y añadiré el resto si veo que es necesario.
En la panificadora lo único que tenemos que hacer es poner el agua, la harina y la levadura y poner el programa de amasado. Este pan es ideal para hacerlo en molde, yo lo hice en una fuente de pirex, pero podemos hacerlo igualmente en un molde de cake. Untamos el molde elegido con aceite y dejamos la masa con cuidado. Dejar levar durante 45 minutos.

Precalentar el horno a 220ºC y hornear a 200ºC 45 minutos aproximadamente.

En caso del amasado a mano, recomiendo hacerlo en una fuente con una cuchara, ya que se pega mucho y la verdad es que la masa no es muy manejable.

¡Haciendo queso en casa!.....



recién sacado del molde

En casa somos fanáticos del queso, nos gusta de todo tipo, realmente creo que podría sobrevivir a base de queso, me encanta....... Casi me da algo...he tenido que esperar muuuchos días para probar este queso....y la paciencia no es mi punto fuerte....pero...¡ha merecido la pena!....
Tiendacapra nos proporciona todo lo necesario para hacer cualquier tipo de queso, también allí podemos encontrar productos para hacer embutidos caseros e información sobre el ganado ovino y caprino. Tienen unos kits fantásticos para elaborar los distintos de quesos. Toda una experiencia que merece la pena probar. Visitando su página podemos encontrar recetas y vídeos explicativos de como elaborar los quesos, están genial, merece la pena echarle un vistazo. Es de destacar la atención recibida por Mafalda, le envié unos cuantos e-mails con dudas de principiante y es superamable, cercana y simpática, la verdad es que es bueno encontrar  productos de calidad, pero es mucho mejor si encuentras a personas que te atienden así y te hacen disfrutar con su proyecto. Me alegro de dar a conocer un poquito más su proyecto.
Yo elegí el kit para queso maduro, viene todo lo necesario para hacer quesos maduros tipo queso manchego.
Incluye:
*Cuajo de Ternera
*Cloruro de Calcio
*Fermento Láctico

*Molde de Queso Maduro de 500gr con su prensa

*Tela de Quesería 

*Quesera para madurar el queso


Para mi ha sido algo mágico, me he divertido un montón haciendo este queso, mis peques me seguían a cada paso y estaban pendientes en todo momento del pitido del reloj, venían corriendo a ver como iba nuestro queso, ha sido todo un acontecimiento....jaja.... 

Intentaré explicar de la mejor manera posible como he hecho Mi Queso, y sin que sirva de precedente...¡con muuuuchas fotos ...un paso a paso!....jeje..... 

Mi queso quedó precioso, con el paso de los días y las vueltas que le daba cada 12 horas, al final mi queso se chafó un poquito y se agrietó por los lados. La próxima vez la dejaré un par de días en el molde para que desuere más y probablemente  lo "vende" por los laterales para que no pierda la forma. Sin duda seguiré experimentando con este kit.

Su consistencia no quedó tan dura como yo hubiese querido, su textura es la de un queso brie, y para mi gusto un pelín salado, pero eso tiene solución,  la próxima vez haré más de uno e intentaré ahora que ya viene el frío dejarlo curar al aire durante más tiempo......a ver que pasa...y a ver si tengo paciencia.....

Ingredientes
1,5 l de leche fresca entera (la que está en la nevera)
1 y 1/2 cucharadas de Leche entera en polvo 
1 punta de un cuchillo de fermento láctico
1 cucharadita de Cloruro de Calcio
1 cucharadita de Cuajo de Ternera
1 cucharada de sal (opcional)

Preparación
Es mucho más sencillo de lo que parece, yo he resumido los pasos, aquí, podéis verlo mejor explicado...., de todos modos iré poniéndolo paso a paso:
  • Lo primero que hay que hacer es templar la leche al baño maría a 37ºC. 
  • Añadir la leche en polvo para darle al queso más consistencia y removemos bien hasta que esté disuelta.
  • Con la punta de un cuchillo tomar un poco de Fermento Láctico y disolver en una cucharada de leche, y luego mezclar con la leche......Dejar reposar 1 hora.
  • Añadir una cucharadita de Cloruro Cálcico y remover.
  • Añadir una cucharadita de Cuajo y remover.
  • Tapar con un paño y dejar reposar durante 45 minutos.
  • Una vez transcurrido ese tiempo, cuando la leche esté sólida, cortamos con un cuchillo en cuadrados de 1cm aproximadamente (foto 1).
  • Preparar una olla con un colador grande y la tela humedecida con agua, colar la leche cuajada (foto 2) y dejar desuerar durante 1/2 hora. (foto 3).
  • Un vez desuerada la leche, poner en un bol si queremos añadirle sal y remover bien. (foto 4)
  • Forrar el molde del queso con la tela humedecida, introducir en el la cuajada y apretar bien para que no queden huecos. (foto 5)
  • Colocar la tela sobrante por encima del queso, colocar la tapa y poner el molde en la prensa, aplicando presión con la madera estirando la goma. Dejar prensar durante 12 horas.
  • Poner la prensa sobre una olla o tupper donde pueda recogerse el suero del prensado. (foto 6)
  • Una vez pasadas 12 horas, sacar del molde, quitar la gasa, dar la vuelta al queso y volver a meterlo en el molde durante 1 hora si han quedado marcas.
  • Sacar del molde y dejar secar al aire hasta que la superficie del queso no brille.
  • Meter el queso en la quesera de maduración y ponerlo en la nevera. Dejarlo por lo menos 15 días, aunque se puede consumir antes.
  • Yo lo he tenido 15 días, cada 12 horas le daba la vuelta y lo secaba con un papel de cocina y la quesera también para evitar que saliese moho.
  • El suero podemos usarlo para hacer pan o bollería, sustituyendo la leche por el suero. También podemos congelarlo.




Gofres de Calabaza

Publicado por María Alonso 20 octubre 2013 Etiquetas: 14 comentarios

¡Probando nuevas recetas con calabaza....!


Llega el otoño y con ella nuestra amiga la calabaza, la verdad es que su sabor no tiene nada de especial, por lo que he visto suele acompañarse siempre de especias u otro tipo de alimentos que les de más sabor, pero es.....¡tan bonita!...me encanta su color. Tengo esa debilidad, lo bonito me mata, muchas veces he comprado productos por lo bonitos que eran, o por su color, aunque un sexto sentido me avisaba de que comprar eso no era buena idea...., pero no puedo evitarlo...
Tuve la "suerte" que este fin de semana el sobrino de mi amiga Inma se dedicó a pinchar calabazas, jaja, kilos de calabaza solitos por el mundo que no se iban a perder.... y tuve mas suerte aún cuando Inma se acordó de mi....son cosas así las que me hacen sonreír....¡qué guay!....¡Gracias Inma!, y si encima la calabaza viene acompañada de unos huevos "de verdad" , sí sí, de los de campo,  ya es la felicidad completa.....¡hay que disfrutar de las pequeñas cosas!.....
Estas gofres no son crujientes como las primeras que publiqué, son más esponjosas, tipo bizcocho, están ricas ricas, se pueden acompañar con miel o con chocolate con total tranquilidad ya que son muy poco dulces. Los golosos que añadan más azúcar.
Ingredientes
 (6 gofres)
245gr de calabaza cocida
3 cucharadas de azúcar moreno (así queda poco dulce)
2 huevos
57gr de mantequilla
1 cucharadita de esencia de vainilla
188gr de harina de fuerza
2 cucharaditas de levadura de repostería
1 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
3 clavos molidos
1 pizca de sal para cocer la calabaza

Preparación
Lo primero que hay que hacer es pelar y cortar la calabaza en trozos. Para obtener podemos optar por asarla, cocerla al vapor o cocerla de manera tradicional. Yo prefiero asarla, creo que es como mejor queda, pero en esta ocasión la cocí en la olla rápida con muy poca agua y una pizca de sal durante unos 4 minutos. Una vez que la olla pierda presión, la dejamos enfriar escurriendo en un colador.

Una vez fría la calabaza, batimos todos los ingredientes y obtendremos una masa más bien líquida que dejaremos reposar unos 20 minutos. 

Ponemos a calentar la gofrera, esta vez he utilizado el spray dubor para que no se pegue la masa y va genial, incluso hasta se queda más limpia la gofrera, luego sólo hay que pasarle un paño y ya está lista. Una vez que esté caliente pulverizamos con el spray y añadimos dos cucharadas de masa en cada hueco, para mi gofrera es la cantidad adecuada. Yo tengo una gofrera de dos unidades cuadradas. Cerramos la gofrera y dejamos cocer durante 8 minutos a potencia 1 que en mi gofrera es el mínimo. Sacamos con cuidado y dejamos enfriar en una rejilla.

Para comer podemos acompañarla de cualquier tipo de chocolate fundido, miel u otro sirope...

Inspiración: Pumpkin Waffles_Pastry Affair

¡Un aperitivo fácil y diferente!


A veces no es necesario complicarse mucho la vida para hacer un aperitivo de fiesta. Con apenas 6 ingredientes de calidad podemos dejar a más de uno sorprendido.
En esta ocasión la novedad viene con unos Pimientos de Piquillo Caramelizados, he querido hacer algo un poco diferente pero tengo que confesar que mientras hacía estas aceitunas me comí un par de pimientos sin nada y están para morirse de ricos.... :)

Ingredientes
8 Aceitunas Gordal sin hueso
8 Tiras de Pimentos de Piquillo Caramelizados
8 tiras de Queso de Rulo de Cabra
Aliño:
3 cucharadas de Aceite de Oliva 
1 cucharada de vinagre de Jerez
 ralladura de 1/2  naranja

Preparación
En mi caso lo más difícil fue quitarle el hueso a las aceitunas, como nadie va a cometer el mismo error que yo, en unos instantes estará listo el aperitivo.

Partir las aceitunas por la mitad y rellenar una tira de queso de cabra y una tira de pimiento de piquillo, pinchamos con un palillo y reservamos.

Preparamos la vinagreta y cubrimos con ella las aceitunas, dejamos reposar por lo menos media hora, aunque lo bueno sería 1 hora o más.

Inspiración: Aceitunas rellenas de anchoas y piquillos_I-recetas

Panna Cotta de Té Negro Encanto de Limón

Publicado por María Alonso 16 octubre 2013 Etiquetas: 10 comentarios

¡Improvisando......!


Este es un postre original, diferente y riquísimo. La primera vez que probé una panna- cotta fue cuando hice la de naranja sanguina. Desde entonces se convirtió en uno de mis postres favoritos, es suave y podemos ir probando nuevos sabores, está claro que no será la última vez que la haga.
Hoy hay receta y sugerencia, se acercan las fiestas y lo de los regalos suele traernos de cabeza. Degustaté es una tienda de Té y Chocolate Gourmet especializada en regalos vintage, este tipo de envoltorio va incluido en todos los regalos preparados, y si sólo queremos algo en concreto por tan solo 1euro pueden prepararnos el producto elegido indicándolo en nuestro pedido. La verdad es que yo estaría encantada de recibir uno de sus packs estas Navidades, tienen teteras de hierro, tazas, dulces, chocolates, Tés e incluso Ginebras que ultimamente están tan de moda.....sencillamente...¡me encantan!....

Para esta panna cotta he usado un Té negro de limón riquísimo, la verdad es que me ha sorprendido. No se porque razón, me han quedado dos capas, la de abajo más blanquita y cremosa, y la de arriba con todo el color y el sabor del té. Por cierto en la foto he puesto también limón confitado....algo bastante difícil de conseguir y que tienen en Degustate, está riquísimo, es igual que comer caramelos. Las bolitas de colores son merengues cubiertos de chocolate un dulce de lo más original..... 

¿A qué es chulísimo?

Ingredientes
     (4 personas)
200ml de nata para montar
250ml de leche
4 cucharaditas de Te Negro Encanto de Limón Degustaté
1sobre de gelatina neutra en polvo (6hojas)
4 cucharadas de azúcar

Preparación
Dejar en un vaso un poco de leche fría para disolver la gelatina. Calentar el resto de la leche hasta casi llegar a ebullición. Dejar infusionar el té en la leche durante 4 minutos. Colar con un colador fino.

Disolver la gelatina en la leche fría que habíamos reservado. En un cazo calentar la nata con el azúcar y la leche de té. Cuando empiece a hervir retirar del fuego, añadir la gelatina y remover bien para que no queden grumos.  En caso de usar gelatina en hojas, hay que ponerla en un cuenco con agua durante al menos 5 minutos y luego escurrirla antes de usar. Una vez bien escurrida poner en el líquido caliente y remover.

Rellenar los moldes elegidos y dejar enfriar al menos durante dos horas en la nevera. 

Inspiración: Panna-cotta de Early Grey_ Clemenvilla 

Crumble de Fresa y Piña

Publicado por María Alonso 09 octubre 2013 Etiquetas: 7 comentarios

¡Una manera diferente de comer fruta....!


¡Riquísimo!......cansada de ver Crumbles por la red esta primavera, con la llegada de las primeras fresas me decidí a probarlos.....¡lo que me estaba perdiendo!, con decir que lo hice más de 5 veces en menos de 1 mes y medio...., sólo me queda actualizarme un poco y probar con las frutas de otoño... ;)
Hasta ahora sólo lo he hecho con fresas, pero podemos utilizar cerezas, ciruelas, melocotón... , y quiero probar también a hacerlo con galleta molida en lugar de harina, seguro que está buenísimo..
Nosotros hemos acompañado este crumble con yogur griego azucarado, pero con helado o nata también estaría muy bueno. 

Ingredientes
(Fuente 20x20)
350gr de fresas frescas
150gr de piña 
4 cucharadas de azúcar
Cobertura:
20gr de copos de avena
10gr de azúcar
120gr de harina
50gr de mantequilla

Preparación
Picar las fresas en trozos no muy pequeños y mezclar con la piña y las 4 cucharadas de azúcar. Cubrir la base del molde con la fruta.

En un bol amplio mezclamos los ingredientes de la cobertura con la mantequilla en trocitos pequeños. Con las manos mezclamos "intentado amasar" cosa que no se consigue ya que la mezcla es muy seca, al final nos quedará una mezcla como de migas que esparciremos por encima de la fruta de manera uniforme. 

Hornear a 180º durante 25-30 minutos. Servir tibio acompañado de yogur, helado o nata....

Fuente: Peach Crumble_ My Recipes

¡Un primer plato de lujo....!


Cuando nos queramos dar cuenta ya estarán aquí las Navidades, y no está de más ir pensando en las cositas que prepararemos en esos días.

Primera vez que probamos las Vieiras, y el resultado ha sido muy satisfactorio, la verdad es que hoy en día gracias a los productos congelados es mucho más fácil y asequible degustar estos platos más festivos. Además podemos adelantar trabajo y tenerlas listas y congeladas para hornear en el último momento.

Ingredientes
 (4 personas)
1 cebolla mediana
1 zanahoria mediana rayada
1 pimiento verde en trocitos
1 chorrito de vino blanco
un poco de harina
Sal y pimienta negra
6 vieiras congeladas
Aceite de Oliva Virgen

Preparación
Hacer un sofrito con la cebolla, el pimiento y la zanahoria. Cuando esté pochada añadir un chorrito de vino blanco y dejar que se evapore el alcohol. Añadir 1 cucharadita de harina y cocer unos instantes sin que se queme, añadir un poquito de agua y salpimentar, la idea es espesar un poquito la salsa pero sin que llegue a convertirse en una bechamel.

Separar la carne de la vieira del coral (naranja) y cortar una loncha finita de vieira. Necesitaremos 4 lonchas, el resto lo picamos en taquitos y los salpimentamos. Poner una sartén con un poquito de aceite a fuego fuerte, saltear la vieira en trocitos unos instantes e incorporar a la masa de verduras. Lo mezclamos bien y rellenamos las conchas de las vieiras.

Rapidamente doramos las lonchas de vieiras y los trozos de coral y lo ponemos encima de cada vieira a modo decorativo. En caso de no consumirlo inmediatamente podremos gratinarlo unos minutos en el horno  cuando llegue el momento de servir. Incluso podemos envolverlo con film de cocina y congelar. Queda muy bueno.

Albóndigas

Publicado por María Alonso 02 octubre 2013 Etiquetas: 15 comentarios

¡Receta tradicional....!


Un clásico que nunca falla y que debido a su "normalidad" no había aparecido nunca por aquí, riquísimas y para acompañar con una buena barrita de pan.
Esta vez las he acompañado con verdurita para dar un descanso a la patata frita que tanto gusta a casi todos, incluso con arroz blanco están riquísimas. Me queda pendiente probarlas con spaguetti como mi amigo Garfield, para la próxima....

Ingredientes
 (20 albóndigas)
75gr de tocino ibérico salado
1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
1 huevo
1 chorrito de leche
pimienta negra y perejil
300gr de ternera picada
Sal y Aceite
Sofrito de Tomate casero:
Cebolla
Tomates maduros
ajo al gusto
vino blanco
aceite y sal
Para acompañar:
Guisantes y zanahorias baby hervidas

Preparación
Picar con la picadora, la cebolla, el ajo y el tocino. Pasar a un bol y mezclar con la carne, el huevo, el pan rallado, un poquito de leche, sal, pimienta y perejil. Mezclar bien la masa, si vemos que se pega mucho echamos un poquito más de pan rallado, pero no demasiado ya que no queremos que nos queden secas. 

Para dar forma a las albóndigas ponemos en un platito un poco de vinagre de vino blanco, es un pequeño truco que uso para que no se me peguen a las manos, y les da un toquecito especial. Nos mojamos las manos en el plato, con un poquito vale y vamos haciendo albóndigas del tamaño deseado, cada dos o tres albóndigas vamos mojando las manos según lo necesitemos.

Dorar las albóndigas en una sartén con aceite de oliva bien caliente. Reservar en un plato. Colar el aceite de freír las albóndigas y con el haremos el sofrito. 

Picar la cebolla en trocitos, el ajo y el tomate, sofreír un poco y añadir vino blanco. Dejar evaporar el alcohol del vino, echar un poquito de agua, sal, y una pizca de azúcar para quitarle la acidez del tomate. Yo la hice en olla rápida y con 7 minutos de olla fue suficiente. Una vez pasado este tiempo, batir con la batidora y pasar por el chino para quitar las pieles del tomate en caso de no haberlos pelado. 

Poner en una olla con las albóndigas y dejar cocer durante 10-15 minutos a fuego lento. Añadir la guarnición que hayamos elegido y listo.....¡a rebañar la salsita y chuparse los dedos!...

pincha en cada imagen para acceder a su página