Rosquillas de San Leandro

Publicado por María Alonso 16 diciembre 2013 Etiquetas:

¡Ya están aquí las Fiestas...!..


Si hay un libro típico en la mayoría de las cocinas asturianas ese es "El Arte de Cocinar" de Mª Luisa, el mío era de mi abuela y es mi más preciado recuerdo de ella. Es increíble como hace ya más de 40 años, esta señora publicó en su libro, recetas de turrones, helados y cantidad de platos que muchas veces hoy en día se presentan como lo más novedoso...

Estas rosquillas están muy buenas, el baño blanco lo he hecho a mi manera, y creo que me ha gustado más así que el típico duro, o el que pone en la receta original. Incluso mejora el sabor a anís, están muy muy buenas, a mi me recuerdan a las rosquillitas pequeñas que vienen en las bolsas de revoltijo que se da en Asturias cuando vienen los Reyes Magos.

Ingredientes
(12 grandecitas)
250gr de harina (yo puse 50gr más)
100gr de Anís
1 huevo y medio
8gr de levadura de repostería
5 cucharadas de aceite de oliva suave frito
100 gr azúcar
Glaseado
8 cucharadas de azúcar glass
2 cucharadita de anís
4 cucharaditas de agua

Preparación
Lo primero que haremos será freír el aceite y dejar enfriar en un bol. Mientras batimos los huevos con el azúcar hasta que espumen, añadimos el anís, la harina, la levadura y el aceite. Mezclamos bien y hacemos una bola. Queda una masa suave algo blanda, si vemos que está demasiado blanda, añadimos un poco más de harina, en mi caso tuve que añadir 50gr mas. Dejamos reposar en la nevera durante 1 hora aproximadamente.

Preparar una bandeja de horno con papel de cocina engrasado o silpat. Untarse las manos con aceite e ir tomando porciones de masa. Daremos forma de bola y le haremos un agujero en medio, depositar encima de la bandeja y continuar el proceso. Hornear a 180ºC durante 15 minutos, revisando como siempre ya que cada horno es diferente. 

Una vez que hayan enfriado, bañaremos con la glasa. La glasa yo la he ido haciendo un poco a ojo, debe quedar líquida pero no demasiado para que no se nos resbale por la rosquilla, recomiendo hacer con las medidas que he puesto y si queda muy líquida le añadiremos un poco más de azúcar hasta obtener la textura deseada. Bañar las rosquillas con la glasa y dejar escurrir en una rejilla. Este glaseado queda blandito, a nosotros y a nuestros dientes nos gusta más que esos tan duros...., recomiendo probarlo.

15 comentarios :

Carlos Dube . dijo...

Cómo le gustaban a mi abuelo estas rosquillas, ¡qué recuerdos! no sé si la cobertura incluso la mejorarás o no, pero caray, qué pinta!

Ana Martín dijo...

ohhhhh estas rosquillas me las hace mi abuela, y están de muerte!
Te han quedado espectaculares.
Un besoooo

Encarnita dijo...

Que ricas,yo tambien tengo el libro .besinos

Susana Blanco dijo...

María,

Hasta yo tengo ese libro. Se lo encargué a mi hermano una vez que estuvo en Asturias. Y como dices tú, llama la atención que a veces las cosas que parecen más novedosas no son sino recetas desempolvadas de hace mil años. Mira los aztecas que mezclaban el chocolate con picante y mil especias más y hoy eso se consideran bombones de diseño. Ay si Moztezuma levantara la cabeza (je,je,je). Seguro que se ponía las botas con tus rosquillas de San Leandro. Nunca las había visto antes con ese nombre. Me encantan, sobre todo el glaseado. A mi tampoco me terminan de convencer las que se quedan duras así que me quedo con el tuyo, me gusta un millón de veces más. Que, ya preparando las maletas o vais a tomar el turrón en Córdoba.

Un besito

Ana Melm dijo...

Al horno... estas rosquillas, las que no se fríen, me encantan, con el sabor del anís y el glaseado durito...

nieves dijo...

Qué típicas las rosquillas de anís. Yo a lo largo del año las hago varias veces porque a mi marido le encantan para desayunar. ¿Verdad que aquí en Asturias, somos muy de anís?. ¿Será por eso que somos por lo general de carácter alegre? Ojo, y sin falta de plimplarse, ni mucho menos jajaja. Las rosquillas te quedaron preciosas. Yo nunca les pongo la glasa, pero habrá que innovar.

Un besín.

Escuciplando dijo...

Pues nada hay que hacerlas sin falta!. Me encantan esas rosquillas y me causa mucha curiosidad el baño que propones. Yo por supuesto tengo los tres libros de Mª Luisa.
Esas rosquillas me gustan mucho, es más, sin ese revoltijo no hay "Reyes" en mi casa... . Gracias por traerme un cachito de recuerdos precioso... . Bs.

Irene dijo...

que babeada por dios!me encantan! me he reido con lo de la bptella delanis, siempre recordare a mi tio tocando un jamon serrano a modo de guitarra y a mi tia rascando la botella de anis!!!!

Susi trebede dijo...

Yo tb tengo ese libro María!!! y es lo mejor de la cocina! Sin duda los asturianos tenemos la suerte de ser grandes cocineros (jiji) en parte por ese libro. Yo creo que no falta en ninguna casa! qué ricas las rosquillas...las hace mi madre! besinos!

garlutti dijo...

Si que son ricas ...las únicas que a veces hago y pruebo claro.No conozco el libro pero tiene que ser excelente con cantidad de recetas.Te deseo pases unas felices fiestas navideñas ,besos

mar dijo...

y esta maravilla??????????????????? encma al horno, eso ya me ha encantado, porque yo hago las tipicas de anis fritas que me rechiflan, pero estas voy a probarlas y ya, ya sabes que lo que veo que me gusta lo hago en el acto. apuntadas jajajaaj un besin

CHARO dijo...

menudas rosquillas tan buenas, ese glaseado se ve estupendo

Chelo Garcia dijo...

Tengo que hacerme de ese libro!. Y que razón tienes, tengo un par de libros de hace mil quinientos años y ya aparecen helados y turrones, me quedé perpleja cuando lo ví. Ese personajillo que nos enseñas creo que está presente en todas las casas y en todas las cocinas, con lo feo que ha salido el hombre, bien se está luciendo, jajajajaja. pero que gustito más rico le tiene que dar a esas rosquillas!, y el glaseado me gusta, si, creo que me gusta también más ese que el duro.
Bueno solete, que pases una buena semana, un besazo

♥ Ana dijo...

Hola chiqui
Eso de la botella y de que no la tienes para pimplar, no se si creérmelo jajajajajaja, ¡¡soy una malpensada!! buenooo, voy a ser buena y te voy a creer porque, en mi casa también se usaba para eso
A mi, las rosquillas con glasa dura no me hacen mucha gracia, seguro que me gustan más las tuyas, enfatizando el sabor a anís y un poco más blando ese baño blanco, hay que cuidar los dientes, no vaya a ser que se rompan jajaja
Muchos besos y, si no me paso por aquí éstos días, espero que lo pases muy bien con tu familia, amigos o con quien sea, así que ¡¡a disfrutar!!

Javier dijo...

Es curioso lo del libro, que tenga tanto tiempo, a veces tengo la sensación de que en la cocina diaria todo está más o menos "inventado"... En cuanto a las rosquillas decirte que me han encantado, sobre todo cómo se ve el glaseado

Abrazos

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por pasar por aquí, espero que os haya gustado!.....si alguien tiene alguna duda o quiere comentarme algo, puede utilizar este espacio o escribirme a....maralonfe@gmail.com ;)
Un besazo .......

pincha en cada imagen para acceder a su página
Top food blogs
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas

Silkomart